Compasión en Frío

Esa habilidad para empatizar es parte de un set que indica el coeficiente emocional. A diferencia del intelectual que ya viene dado y que es difícil aumentar sensiblemente, ser emocionalmente inteligente se puede aprender. Al menos eso dicen. Hasta ahora, siempre me he considerado empáticamente tarada. No lloro con los que lloran (sí me río con los que ríen, va veces de los que ríen, pero esos son otros 20 pesos). Pero resulta que la empatía es mucho más que ponerse uno en el mismo estado emocional del pobre compadre que está revelando su rollo con uno (no me digan que no saben qué es un rollo fotográfico.)

La empatía eficaz es aquella que escucha atentamente al otro, se conmueve con su historia y, lo más importante, ofrece un espacio para depositar una pena, una felicidad o cualquier otra cosa que se quiere compartir. De nada sirve alguien que se ponga igual de mal que la persona que está necesitada de consuelo. Es como pretender salvar a alguien que se está ahogando, hundiéndonos con él. Ser extremadamente sensible es agotador y nos drena emocionalmente, a veces hasta el punto de enfermarnos. Las esponjas recogen de todo y la única manera de vaciarlas es exprimiéndolas. ¿Se han sentido así, exprimidos? Pero, si logramos ser vasos que reciben y simplemente hay que volcar para volver a empezar, el trabajo es menor y el vaso se puede limpiar sin mayores problemas.

Resulta que algo de razón he de tener, porque frecuentemente me veo sentada frente a otra persona que se está desahogando conmigo, que no recibe una lágrima de solidaridad y muy pocas veces un abrazo, pero que se siente consolada. A pesar de mi frialdad. O tal vez gracias a percibir una empatía más racional. Es un poco más difícil con los niños, que obviamente necesitan un poco más de demostraciones visibles de correspondencia emocional. Allí sí reparto abrazos.

No sé. Tal vez no estoy tan retrasada en el coeficiente emocional como me he acostumbrado a pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.