Que duela

Tus dedos hundiendo marcas en mi piel

las despedidas que siempre cuestan

unos dientes cerrados sobre la clavícula

las manos en el cuello.

Que me duela el peso de tu cuerpo

la falta de tu voz

que me cueste hablar.

Quiero moretes que me recuerden tus manos.

Que me duela todo

cuando no estás

porque me recuerda

el camino que me hiciste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.