Esto es lo que me ha pasado

Comienzo a hacer un recuento de los eventos en mi vida y creo que son coloridos. El peor fue el de hace tres meses. Podría contarlo, es más, casi lo hago. Pero es irrelevante. Porque todos hemos pasado por algo. Reconocerlo en los demás, hasta en las personas que nos repugnan, no hace que toleremos las cosas desagradables, pero sí nos acercan a la humanidad en el otro.

Escuchar con interés es un regalo que nos hacemos a nosotros mismos, nos entra en la corriente de la vida y nos ayuda a compartir el mundo que sólo se puede ver a través de los ojos del otro. Decir que uno está allí para entender y servir de espejo, a veces es todo lo que se necesita para ayudar a alguien. El dolor sí se disminuye al compartirlo.

La vida nos rompe a todos y es una oportunidad para dejar entrar a los demás por las grietas. Espero poder contar lo que me pasa cuando sirva el compartirlo. Y deseo escuchar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.