El límite

El dolor te avisa dónde está el límite,

te dice sí, sí estás sangrando,

que no camines más

que te escondas.

El dolor te muestra que tienes piel

y que está lastimada

te explica el peso de las palabras

cuando te caen encima y te hieren.

El dolor te ayuda a no perder cosas

a no tener cosas,

a no querer nada.

El dolor te enseña

a conocer el límite del deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.