Todo termina

Hasta mi forma de tratar a los niños, aunque me haya funcionado hasta ahora. El día de hoy va a tener el mismo término que el de ayer. Los sentimientos se esfuman. La gente se va.

Yo también termino, no funciono igual que otros días y dejo de hacer lo que solía.

Todo termina. Y sigue. Tal vez lo correcto sea decir que todo cambia, aunque permanezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.