Extrañar

Al fin estoy leyendo Kitchen Confidential de Bourdain. No es ficción, no es biografía, es una cosa intermedia, como si el tipo le estuviera platicando a uno. Dan ganas de tener un vodka a la mano. Es raro, porque siento como si hubiéramos charlado y tengo ganas de conocerlo y recuerdo que ya no está vivo.

A veces hechamos de menos situaciones que no existieron. Nos da nostalgia no haber conocido a algunas personas. Suspiramos por lugares a los que no hemos ido. En portugués, la palabra saudade describe ese sentimiento. Es muy humano y muy tonto.

Sólo nosotros, que tenemos la capacidas de imaginar cosas que no existen, podemos añorarlas como si las tuviéramos. Idealizamos personas y luego nos extrañamos que no cumplan con nuestras expectativas. Nos hacemos castillos en el aire, las cuentas de la lechera y vemos estrellarse nuestros sueños. Muchas veces sacrificamos la realidad por la fantasía.

Siempre es bueno soñar, pero no a costa de lo que tenemos enfrente. Y menos sufrir por algo que no existe. Nunca voy a conocer a Bourdain, pero lo puedo leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.