El olor de caminar

Se filtra un poco

el olor del bosque cuando paso al lado

una flor que nunca he visto

y siempre me acompaña.

Un abrazo que me envuelve en perfume

un poco desviado en estos tiempos;

no sirve de mucho ponerse esos adornos

cuando usamos mascarillas.

¿Cómo voy a saber

si alguien me cae bien de verdad

si no puedo olerlo cuando está cerca?

Un desperdicio de intuición.

Camino con un sentido tapado

los demás van a tientas

la memoria se queda dormida

ya no hay olores que evoquen recuerdos.

De todas las cosas que extraño

cuando salgo a caminar,

la nariz tapada detrás de un trapo,

es el olor de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.