Las manos

El conflicto de dos manos que se buscan

es que no siempre se encuentran

porque a veces están en otras manos

sosteniendo otras piernas

acariciando otras pieles.

Y se buscan, las manos,

sin siquiera saberlo,

sólo sintiendo que lo que sienten

no es suficiente.

Hasta que se encuentran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.